Indecisa

Me he vuelto a asustar, Tom se mudará a mi casa y han surgido varios resentimientos:

Ya no quiero.

¿Qué va a pasar?

Me gusta vivir sola.

Quiero seguir con mi rutina y mi vida con doña Pelos.

Me pregunto si tendré mis ratos privados para seguir viendo la tele sin interrupciones, si podré leer sin tener que compartir mi tiempo.

Lo siento como un pollito siguiéndome a todas partes y eso me altera.

¿Qué tan dispuesto será a ser el fuerte de esta relación?

No se qué es lo que me pasa, ¿me habré desenamorado? Lo quiero mucho, me cae bien pero necesita mucha ayuda, quizás yo sólo haya sido su ángel que llegó a su vida para darle un empujón a ayudarle a enderezar. Quizás ahora esa sea mi misión en esta tierra, ayudar a las personas a recapacitar, a que se enamoren de la vida, quizás esté pagando un karma amoroso, en el que yo ya no me pueda enamorar pero puedo hacer que otros sí lo hagan de mi.

No es presunción, es realidad o por lo menos los veo en sus ojos y los siento, cuando ellos se enamoran de mi y yo no, la lista se engrosa.

Hoy por la mañana estaba pensando que él es una persona débil y yo necesito a mi lado a un hombre fuerte y creo que ya nunca más lo tendré.

¿Seguiré mi vida sola? ¿O la seguiré con alguien quien me ama y que no amo? ¿O con alguien a quien ame y quien no me ame? Lo ideal no siempre puede ser tan cierto.

Quizás nuevamente el tiempo pueda fungir como un aliado a loq ue pueda salir de esta relación…

Anuncios

Regina se enamora

aleyyo

hpim6383.jpg

Me siento como una estúpida enamorada. Este fin de semana viajé para encontrarme con él, quien me divierte y me enamora. Él a quien le confío mi amor. Él quien me preocupa constantemente y me deja un vacío en mi cuando recae en depresión. Él quien me destroza de no saber algo de él.

Para mi ya era un hecho haber empezado una relación con él, aunque no me hubiera hecho la rigurosa pregunta. Desde que nos conocimos en persona y nos entregamos el uno al otro, para mi empezó algo. A veces prefiero que él le ponga nombre a las cosas porque si una lo hace, puede a veces terminar mal. Cuando dijo quererme presentar a su familia me sentí halagada, de que lo nuestro fuera en serio. En cambio yo, voy despacio y discreta, quizás él no entienda mi metodología, pero le puedo asegurar que es la mejor y lo hago precisamente, para que esto no sea tan sólo efímero.

Fue cuando le pregunté “¿y cómo me vas a presentar ante tu familia?” a lo que él sólo responde, “pues como ni novia, ¿no?”. Sí, para que me hago, eso era lo que quería escuchar.

Para mi la palabra novia, novio, noviazgo, no se, siento que ya lo tengo fuera de mi vocabulario pero el significado lo tengo arraigado.

Regina vuelve a enamorarse…

Pasos cortos, pero firmes

Es bueno seguir un rinconcito para mi, ya que este no es público para mis conocidos.

No puedo negar que el “saltillense”, Alejandro, Tom o como diantres lo nombre, me está volcando mis entrañas. Cuando Regina quería ser neutral en sentimientos, olvidarse de parejas y dejando sólo los galanes que no dejan de galantearle, cae como una estúpida en enamoramiento.

Regina ha vivido desde un principio una peculiar atracción hacia él. Ha habido ocasiones, desde el final del segundo mes en que ella no recibía atenciones de él, ella se prometía que no le podría más atención, que se olvidaría de él ante el primer sentimiento de “rechazo” que ella sentía. Su objetivo: no tolerar el sufrimiento.

Regina no sufre. Regina solamente ama.

Regina tiene tanto repertorio por repartir pero a veces tiene miedo que él no le de seriedad a los sentimientos de ella. Regina teme que él no esté seguro de lo que él quiere y que esto arrastre nuevamente a Regina por las calles que ella ya conoce. Regina también teme que él pueda caer en esas tan famosas rachas existencialistas en las que caen los hombres, sobre todos los mayores de 30 años.

Regina ya no piensa en un futuro, Regina sólo piensa en su futuro, ella verá siempre por ella misma. Ella ya no quiere más derrotas, ella seguirá con su felicidad aunque también quisiera compartirla con él.

Él se ve un tanto triste y decaído. Muero por darle lo mejor de mi, muero por verlo feliz, muero por seguir creciendo y ahora a su lado, enamorarme como me gusta.

No creí que mis sentiientos florecieran nuevamente con tanta sinceridad. Por eso me voy despacio con él. Él sabrá su ritmo, no es bueno presionarlo. Esperar es bueno, esperar de más, no lo es.

Confesiones de una borracha sentimental, es decir: mon amie

las-dos.jpg

Muchas veces me he considerado como una viejita o un ratoncito que todo guarda. Son pocas las veces en que me entra una ansiedad y empiezo a tirar todo a mi paso.

Desde hace un buen tiempo que no me quiero deshacer de los tan de moda mensajes de texto enviados por el celular y en esta ocasión amerita que los guarde ya que son de una personita muy importante para mi, Renata, mi amiga, mi cómplice y mi incondicional… entre muchos más adjetivos que le quiera achacar.

Estos mensajes los recibí una noche que salimos mi pirma Gisela, Kikis y yo a los mentados Rieles a disque ver el ganado. Esa noche estoy segura que ella andaba ya tomada y me dio gusto que se abriera y dijera algunas de las cosas como fueron y que para mi también quedaron claras. El silencio posterior a ello dijo más que mil explicaciones jamás pedidas. Fueron tres y los transcribo:

19/05/07   23:01

Top secret! Escuchaba una canción que me gusta y me acordé de ti, contar contigo, “q no existan las heridas y q no las volvamos a abrir, q pueda contar contigo, como sabes q conmigo siempre q no cuente la suerte sólo el destino q nos presentó” y quise mandarte este mensaje…

 19/05/07   23:03

Nena! Sabes q te quiero y mucho! Yo sentí q más q Purata, tú me rompiste el corazón! Pq esperé mucho de ti! Y fui egoísta! Quería ir a los rieles para verte y reírnos como antes! Reencontrarnos! Te extraño mucho! Tenemos una charla pendiente! Espero sea pronto! Sólo dile a nuestra hija q preferí aquella filosofía q sufra el corazón el cuerpo pq? Tq, espero hablemos pronto! Un beso! desde hace días quería decírtelo! Beso!

 19/05/07   23:13

Jeje ya no llego! Diviértanse mucho por mi! Ya iremos juntas a los rieles a romper corazones las semillas! Je las adoro Tq! Disculpa tanto egoísmo! Un abrazo! Te quiero mucho!

 Definitivamente estaba tomada! Pero me dio gusto que se abriera y me diera alguna razón de su distanciamiento. A veces ella suele ser muy demandante y hasta egoísta. Siempre he estado a su lado. En esa ocasión que me pleticó su mayor pena, no supe cómo reaccionar porque ella sabía lo que hacía, sólo que le dolía y no sabía cómo consolarla. Una guía me hubiera sido de mucha utilidad. Esa plática que según ella tenía pendiente nunca llegó, se sobreentendió con el silencio y con otras pláticas.

Qué feo mateo

papos.jpg

Qué feo es cuando platicando con una persona del sexo opuesto, que se dicen ser amigos, empiezan a platicar de los ex, de la primera vez que hicieron el amor y la edad. Cuando después de un rato de platicar de cosas cachondas y de un ligero coqueteo de ella hacia él, este lo resienta.

Qué feo que él no se quiera ir de su casa, no se quiera despedir pero llega el momento en que tiene que suceder. Qué feo es que ella, jugando, lo madree verbalmente todo el tiempo posible, siempre él poniéndose de pechito. Ella le dice que le ahueque el ala, que ya se va a dormir, él, difícilmente cede, paso a paso, poco a poco, se acerca a la reja que le dirigirá a la salida.

 Qué feo es cuando aquél se siente ofendido por lo que ella dijo jugando con la intención de molestar amistosamente y que él finja creérselo para que ella sienta la culpa. Cuando lo logra ella se acerca a él para abrazarlo y despedirse de él. Qué feo es que él quisiera robarle un beso, labios con labios, pero que ella se rehúse dos veces a aceptarlo y con fuerza se retire de él y le diga solamente “No”.

Qué feo es sentirse apenado por la situación que él la quiere besar pero ella no se deja. La vergüenza pasa a ser ajena para ella. La vergüenza en él lo calcome. Él, prefiere irse cual derrotado tras la lucha.

Qué feo es que, después de eso, él le manda un mensaje apenado diciéndole “Por la plática me puse cachondo” y ella sólo le ignora diciéndole “Has de cuenta que ya estoy dormida…”.

 Qué feo es que, después de todo eso él le llama a ella a su cel y ella sólo responde “¿Qué pasó? ya estoy dormida” y él sólo llama para desahogarse, quizás porque no le salieron bien las cosas y peor aún, que lo detiene la antialcohólica por haberse bebido menos de medio vasito de vino tinto y a cambio de eso darle los únicos 200 pesos que le quedaban al politransa para no pagar multa de mil pesos.

Qué feo es que a él nada en esa noche le haya salido bien.

Qué feo es todo eso, sobre todo, porque fue a mi amigo a quien le sucedió y su amiga era yo.

Enamoramiento imaginario

mesa.jpg

Carretera, camino a Aramberri, le venía platicando a Tania sobre la lectura de los ángeles, pero ella no conocía la historia del mago Ulises, amigo de “leías”, por lo que se la conté. Lo que me encanta de ella es que en una excelente conversadora y una excelente escuchante, no todos tenemos reunidas las mismas cualidades.

Al estarle contando la historia del mago, ella se emocionaba cada historia que le contaba, como si ella también la estuviera viviendo, un tanto emocionada, casi casi como yo. Al estarle contando la historia de cómo lo había conocido, sus detalles conmigo, lo maravillosa que me hizo sentir con sus ánimos y demás, me estuve imaginando una vida improbable con él.

El mago Ulises fue una persona con quien jamás me sentí menos o sentía que pudiera tener algún conflicto de tipo existencia, ya que también era divirciado, sólo que él sí tenía un hijo, de 10 años, según recuerdo lo que me comentó. Ahora, en este momento, recuerdo cuando comenzó a grabar en el restaurant cuando comíamos los tres juntos, en el Sierra Madre, me pregunto, ¿qué habrá hecho con lo poco que me haya grabado?, ¿se habrá acordado de mi en su momento? En fin.

Imáginé una vida con él, cómo quizás hubiera sido, cómo su alma tan noble se hubiera conjuntado con la mía, cómo quizás hubiéramos sido una pareja. Me imaginé feliz a su lado, claro, era mi imaginación, no la de nadie más. Quise explorar lo que esta me diera, quizás imaginarme una felicidad de pareja, tener a Sara con él. Me lo imaginé a mi lado y sentí un amor indescriptible, un amor puro y sin rencores, un amor pacífico y divertido. Me imaginé amándome como a nadie en su vida, amando también a su primogénito, de quien yo no sentiría celos, al contrario, también con un tipo de amor fraternal. Me imaginé una vida linda a su lado. me sentí muy feliz en ese momento. Me lo imagíné con su camisa negra y sus pantalones de mezclilla, tal como lo conocí, acariciándome mi pancita donde dentro estaría Sara cocinándose para su salida.

Sólo fue por un momento. Me he querido imaginar esa vida a lado de otros hombres que mueren por mi, pero de ninguna manera puedo. Sólo con él.

Quizás me motivó a imaginar esto tras la lectura de ángeles, donde me mandaban su mensaje, que era el que él también me quería mucho, que no me lo pudo decir, pero que él quiere que yo lo sepa, que también me quiere mucho.

Este viaje imaginario puede hacerme sentir bien, porque en realidad ahorita no siento ni quiero nada con nadie, a pesar que tengo mis fieles seguidores y mi lista de pretendientes, ahora sí, para poder escoger, yo sólo escojo a ninguno.

Sólo pude sentir que durante la imaginacíón me sentí enamorada y feliz.

Fresco y con lluvia en julio??

gota.jpg

18 de julio del 2007. Por costumbre, hoy creí que este día pudiera ser caluroso, de esos que no deja siquiera que te asomes a la calle porque sientes que la piel se derrite. Debería de ser así y no lo es, por fortuna.

Hoy amaneció llovido y fresco. Hubiera deseado que vieras que Monterrey también tiene mañanas frescas, que puede ser una ciudad habitable.

Después del ajuste de chacras que tuve ayer, hoy me sentí más ligera, como que armonizada, ¿será?