Archivo para 29 octubre 2007

Pasos cortos, pero firmes

Es bueno seguir un rinconcito para mi, ya que este no es público para mis conocidos.

No puedo negar que el “saltillense”, Alejandro, Tom o como diantres lo nombre, me está volcando mis entrañas. Cuando Regina quería ser neutral en sentimientos, olvidarse de parejas y dejando sólo los galanes que no dejan de galantearle, cae como una estúpida en enamoramiento.

Regina ha vivido desde un principio una peculiar atracción hacia él. Ha habido ocasiones, desde el final del segundo mes en que ella no recibía atenciones de él, ella se prometía que no le podría más atención, que se olvidaría de él ante el primer sentimiento de “rechazo” que ella sentía. Su objetivo: no tolerar el sufrimiento.

Regina no sufre. Regina solamente ama.

Regina tiene tanto repertorio por repartir pero a veces tiene miedo que él no le de seriedad a los sentimientos de ella. Regina teme que él no esté seguro de lo que él quiere y que esto arrastre nuevamente a Regina por las calles que ella ya conoce. Regina también teme que él pueda caer en esas tan famosas rachas existencialistas en las que caen los hombres, sobre todos los mayores de 30 años.

Regina ya no piensa en un futuro, Regina sólo piensa en su futuro, ella verá siempre por ella misma. Ella ya no quiere más derrotas, ella seguirá con su felicidad aunque también quisiera compartirla con él.

Él se ve un tanto triste y decaído. Muero por darle lo mejor de mi, muero por verlo feliz, muero por seguir creciendo y ahora a su lado, enamorarme como me gusta.

No creí que mis sentiientos florecieran nuevamente con tanta sinceridad. Por eso me voy despacio con él. Él sabrá su ritmo, no es bueno presionarlo. Esperar es bueno, esperar de más, no lo es.

Anuncios